Las conferencia y SubFlash09

09/07/2009

Hoy en día te puedes encontrar con dos tipos de conferencias y por tanto, 2 planes:

PLAN A
Vas al último megacongreso de esos que aparecen en los periódicos y de los que todo el mundo postea en sus blogs, asistes a varias conferencias, conoces a dos o tres personas con las que no te une nada profesionalmente y a lo máximo que llegas, es a hacerte una foto con uno de los ponentes. Perfecto. Te vuelves para casa tal y como has ido y todo lo que te llevas, es contar en tu blog que estuviste allí y que cuánta gente había. El organizador engorda y tu tan contento.

PLAN B
Asistes a unas jornadas con asistencia limitada (excepto para participar en los talleres propiamente dichos, que es libre), pasas tres días viviendo con los ponentes (y cuando digo ‘ponente’ no digo ‘gurú’ como ellos, sino profesionales de la materia) pudiendo preguntarles todo lo que te de la gana, conoces a todos los asistentes y hablas con ellos (e incluso creas futuras relaciones profesionales, ya que son de tu misma cuerda) y te vuelves para casa con tus dudas solucionadas y un montón de contactos e ideas útiles para futuros proyectos.

¿Qué prefieres, la foto con el famosete de turno que te acaba de soltar eso de que ‘internet ha venido para quedarse’ cada vez que tiene ocasión porque todo el mundo lo aplaude, o tener a tu entera disposición durante tres días a gente como Joan Garnet, Marcos González, Raul Jiménez o Andrés Cayón, por poner los cuatro primeros que me vienen a la cabeza?. Porque a estos que he puesto de ejemplo, no creo que haya gente que les tenga que dar clases de sus temas…

Si eres como yo, de los del plan B (también conocido como “aprovechar el tiempo”) te recomiendo los talleres Subflash.

Y como te lo sigas pensado, llegarás tarde a registrarte, porque todos los años las plazas vuelan (por algo será, digo yo)

@tecnorama

Anuncios